viernes, 20 de noviembre de 2015

Arepas Venezolanas



Arepas Venezolanas



Arepas Venezolanas



Hoy nos vamos muy lejos concretamente a Venezuela, allí preparan una receta muy sencilla pero que esta de rechupete las llamadas Arepas una masa preparada con harina de maíz precocida, agua, sal y en ocasiones se añade también mantequilla. Un plato delicioso, económico, sencillo, popular y tradicional en Colombia, Panamá y Venezuela, de forma circular y semi-aplanada, la cual podemos rellenar de lo que os haya sobrado del día anterior en casa, tanto dulce como salada sera un rico desayuno o cena.
Este mes la boss encargada de la receta para el Desafío en la Cocina ha sido nuestra dulce Carolina, del blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer y tenemos que felicitarla por que ha elegido una receta muy fácil, ya que en otras ocasiones no lo pone muy difícil. 

INGREDIENTES: 
Para preparar la masa de las Arepas:
1 taza de harina de maíz precocida
2 tazas de agua preferiblemente tibia 
1 cucharada de mantequilla 
1 pizca de sal 
Freírlas en aceite de girasol o aceite de oliva suave 

Para el relleno: 
450 gr. de carne para guisar
1 cebolla mediana
1 pimiento verde
1 ajo 
pimienta negra
sal
aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN PASO A PASO: 



  • En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, sofreímos la cebolla, el pimiento y el ajo.
  • Incorporamos la carne, removemos y añadimos la pimienta negra y la sal, cuando la carne este cocida retiramos y reservar. 


  • En un bol añadimos el agua previamente tibia, la cucharada de mantequilla, la pizca de sal y la harina. 
  • Removemos bien con la ayuda de una cuchara o con las manos y cuando haya cogido una consistencia en la cual no se te pegue en las manos mientras la trabajamos, ya tendremos lista nuestra masa para hacer las Arepas. Dejarla reposar unos 3 minutos. 
  • Si resulta que se queda un poco floja, podemos siempre añadirle la harina que nos pida. 


  • Si al tocar la masa para darle forma de bola y no se os pega en la manos, diremos que nuestra masa ha salido bien.
  • Con la ayuda de las manos iremos dándole esa forma redonda y aplastada
  • Si al redondearla se nos quiebra un poco por los bordes nos mojamos un poco las manos y la humedad de las manos hará que toda la masa quede otra vez perfecta. 



  • Añadimos en una sartén, aceite de girasol y con el fuego medio dejaremos que vayan cociendo hasta que se doren un poco, es importante que se vayan haciendo despacito para que la masa por dentro no se nos quede cruda y si las doramos mucho, se quedaran duras. 
  • Retiramos y las iremos depositando en un plato con papel de cocina para que adsorban todo el aceite. 

  • Mientras se nos enfrían un poco, el necesario para no quemarnos, calentamos unos minutos la carne que teníamos reservada.
  • Abrimos las Arepas con la ayuda de un cuchillo y las vamos rellenando con el relleno de carne.
  • Os puedo decir que estaban deliciosas. Mi hijo me ha pedido que tengo que hacerlas más veces que estaban muy requetebuenas. 


  • Esta receta me la dio una compañera de trabajo que en su casa la preparan mucho y me comento que incluso untada con mantequilla suelen tomarla para desayunar. 

Seguro que este mes de Noviembre en el Desafío en la Cocina vamos a descubrir más recetas sencillas con arepas dulces y saladas. No os lo perdáis. 



Buen provecho y Feliz fin de semana


domingo, 15 de noviembre de 2015

Bundt Cake de naranja y almendras



Bundt cake de naranja y almendras



Bundt cake de naranja y almendras



Bundt cake de naranja y almendras



Bundt cake de naranja y almendras




Hoy celebramos el Día National del Bundt Cake un evento que se viene realizando cada 15 de Noviembre. 
Este delicioso pastel tiene su origen en Alemania a principios de 1901 cuando apareció la de nominación del bundt en el libro The Settlement Cookbook, escrito por Lezzie Cander, en el cual, usaba la palabra bundt, en lugar de bund, para denominar la receta de un pastel alemán llamado "Bundt Kuchen ". 
Esta variación se hizo por que en alemán el sonido "d "se pronuncia como "t"por ese motivo llevo a la confusión, de los estadounidenses que lo trascribieron según sonaba.
Este bundt está basado en el Kugelhopf alemán, un pastel que se hornea en un molde con este mismo nombre.
En 1950 David Dalquist, fundador de Nordicware, cambio los moldes de cerámica o hierro que se utilizaba en Alemania y Hungría por unos de aluminio como los que actualmente conocemos con formas innovadoras pero basadas en los moldes escandinavos. Los moldes se fueron vendiendo poco a poco hasta que en 1966 la marca Pilsbury organizo un concurso, en el cual un tipo de Bundt, fue ganador de la segunda plaza. De esta manera se convirtió en el molde más vendido de los Estados Unidos. 


INGREDIENTES:

280 gr. de harina
280 gr. de azúcar
3 huevos L
100 gr de almendras trituradas
100 ml. de nata
140 ml. de zumo de naranja 
120 ml de aceite de oliva suave
ralladura de una naranja
1 sobre de levadura royal 
1 vaina de extracto de vainilla 

Glaseado:
150 gr de azúcar glass
40 ml de zumo de naranja
40 gr de queso crema tipo Philadelphia

ELABORACIÓN PASO A PASO: 




  • En un bol batimos los huevos con ayuda de unas varillas 
  • Una vez batidos añadimos el azúcar, seguimos batiendo, no hace falta espumarlos, solo que se integren muy bien.
  • Añadir el aceite una vez que este bien incorporado añadimos la esencia de vainilla y seguimos batiendo, para que todo se mezcle bien.
  • Incorporamos la nata y removemos.
  • Añadimos la ralladura de naranja y mezclamos durante unos segundos. 




  • Cuando tengamos todos los ingredientes integrados con la ayuda de un colador tamizamos la harina junto con la levadura. Poco a poco con la ayuda de las varillas vamos integrando la harina con movimientos suaves, si por el contrario, lo hacéis con una batidora de varillas debéis utilizar la velocidad más baja. 
  • Si vemos que ya no quedan grumos de harina, añadimos el zumo de naranja que le dará a nuestra mezcla un sabor afrutado.
  • Trituramos las almendras ayudándonos con el mango de un mortero, y las incorporamos a nuestra mezcla, utilizando una lengua pastelera. 
  • Precalentamos el horno a 180º C 
  • Para este tipo de molde es conveniente utilizar un spray antihaderente al tener las formas muy marcadas es más complicado untarlos con mantequilla. 




  • Una vez tenemos el molde engrasado vertemos toda la mezcla en su interior, movemos un poquito el molde para que se asiente bien la mezcla y se reparta bien por el molde, cubrimos con papel de aluminio dejando el  hueco destapado para que circule bien el calor por su interior. Una vez listo lo llevamos al horno precalentado y lo horneamos a 180º C durante 40 minutos, dependiendo cada horno, introduciremos un palillo y si sale limpio retiramos del horno, quitamos el papel de aluminio y lo dejamos enfriar en le molde sobre una rejilla.
  • Vamos a preparar nuestro glaseado: En un bol introducimos el azúcar glass y le añadimos el zumo de naranja, removemos hasta disolver todo el azúcar, una vez disuelto añadimos el queso crema y seguimos removiendo muy bien, para disolver los posibles grumos y conseguir un glaseado perfecto.



Con el pastel completamente frío lo bañamos con nuestro glaseado sobre la rejilla, pondremos un plato para evitar que gotee y marchar  la superficie. Ya tenemos listo nuestro Bundt Cake, con una textura muy jugosa y un rico sabor gracias a la naranja.
Tengo que deciros que es mi primer Bundt y estoy muy contenta con el resultado, es una delicia hornear en estos moldes. 


Bundt cake de naranja y almendras



Con esta receta participo en el Evento National Bundt Cake Day 2015, organizado por I Love Bundt Cakes, el año pasado fue todo un éxito se recopilaron 111 recetas. 


Espero que os haya gustado y lo disfrutéis tanto como yo, el bundt quedo super jugoso y el glaseado estaba de vicio.





miércoles, 4 de noviembre de 2015

Tarta de Santiago



Tarta de Santiago


Tarta de Santiago



La tarta de Santiago, hunde sus raíces en las tradiciones más antiguas de la alta repostería gallega. En ella, la almendra, unida a otros condimentos costosos como el azúcar, es un ingrediente fundamental y típico, hasta el punto de que podría decirse que la profusión de dulces con almendras-producto que apenas se empleaba en otras preparaciones más allá de las sobremesas-es algo distintivo de los postres de las mesas acomodadas gallegas al menos desde el siglo XVI. El uso de estos ingredientes distintos aportaba a quien lo ofrecía en su mesa una connotación inmediata de distinción social. 
A pesar de que apenas existen almendros en Galicia, el consumo y comercio de la almendra puede atestiguarse desde la Baja Edad Media, época en que ya era importada por vía marítima desde las tierras del Levante español. Su uso admitía dos variantes: el terapéutico-que tiene su origen en la farmacopea clásica-y como ingrediente gastronómico. 
En Galicia, su condición de ingrediente que aporta refinamiento a cualquier plato y a cualquier dulce se mantiene incluso hoy día. 
También se documenta en toda Galicia el consumo de especialidades que llevan almendra, como el manjar blanco, la almendra confitada y garrapiñada, el mazapán, los mantecados y bizcochos de almendras o almendritas. 
Destaca también en Galicia el uso que se hizo de la almendra y sus productos derivados de la botica y enfermería del Hospital Real de Santiago de Compostela y la enfermería del Colegio Mayor de Santiago Alfeo de la Universidad de Santiago de Compostela. 
La noticia más antigua sobre la elaboración y consumo del bizcocho de almendra, hoy conocido como Tarta de Santiago, es algo imprecisa y debe ser tomada con precaución, pues se presenta con un distinto al actual. Procede del año 1577, en el contesto de la inspección o visita que Pedro de Portocarrero realizó a la Universidad de Santiago y a su investigación sobre las colaciones o comidas que se daban a los profesores con motivo de la concesión de los grados académicos. Aunque no recibe el mismo nombre, el hecho de que esta torta real se elaborase con almendra molida, azúcar y huevos todo ello cocido al horno y servido en una pieza o fragmentada en dos porciones individuales, confirma la teoría de que se trata del mismo dulce que hoy llamamos tarta de Santiago.
Igualmente el recetario tradicional proporcionado por A. Cunqueiro y Araceli Filgueira Iglesias recoge un plato con nombre y elaboración similares a la Tarta real.
La primera información digna de fiabilidades una de las recetas de bizcocho de almendras contenida en el cuaderno de confitería que recopiló Luis Bartolomé de Leibar en torno a 1838. Tenia forma de pequeños bizcochos, pero la elaboración coincide, sin duda alguna, con las recetas tradicionales de la tarta compostelana.
El confitero y pastelero de Eduardo Merin un libro muy adecuado para confiteros y fondistas, publicado en el Ferrol en 1893, nos proporciona una segunda receta de este dulce, bajo el nombre de tarta de almendras y se adorna ya con una fina capa de azúcar molido. 
La cronología de estos tratados y su origen inequívocamente gallego confirman tanto la antigüedad de la preparación como su relación con la tradición gastronómica local. 
El fundador de la compostelana Casa Mora- Jose Mora Soto cuando 1924 adorno sus tartas de almendras con una silueta de la cruz de Santiago. La iniciativa fue seguida pronto por otros obradores dada la fama de esta especialidad se difundió por toda Galicia. 
La popularización de la preregrinación a Santiago a través de las distintas rutas jacobeas ha traido a la capital, multitud de visitantes, tanto españoles como de otros paises lo que ha servido para divulgar el conocimiento de este producto típico de la gastronomia gallega fuera de sus fronteras. 
Fuente: Diario Oficial de Galicia


INGREDIENTES: 

250 gr de almendra molida
250 gr de azúcar normal 
4 huevos
1 cucharadita de canela
ralladura de medio limón 
azúcar glas (para decorar) 
una platilla de la cruz de santiago
mantequilla para engrasar el molde


ELABORACIÓN PASO A PASO: 




Para elaborar la tarta yo he empleado almendra cruda, la cual he molido, eso si debéis tener cuidado de no pasaros de tiempo con el procesador de alimentos por que la almendra empezaría a ponerse aceitosa y eso no nos interesa. 

  • En un bol introducimos la almendra molida, la canela y el limón, mezclamos para que quede todo bien integrado y reservamos. 




  • En un cuenco vacío introducimos el azúcar he iremos añadiendo los huevos uno a uno con la ayuda de unas barillas iremos integrando todos los huevos sin remover mucho para evitar que la mezcla nos coga mucho aire, ya que esta mezcla no tiene que doblar su volumen. 




  •   Añadimos la mezcla de almendra a la mezcla de huevos y azúcar poco a poco y con la ayuda de una espatula o varillas vamos a ir mezclandolo hasta que este todo integrado. 



  • Engrasamos el recipiente donde lo vamos hacer e iremos añadiendo nuestra masa al molde 
  • Precalentamos el horno a 180º C. 
  • Introducimos la tarta durante 30 minutos, pichamos con un palillo y si esta limpio es hora de sacar nuestra tarta. 
  • Sacamos del horno y dejar enfriar. 





  • Una vez que este fría con la ayuda de nuestra plantilla de la cruz de Santiago depositamos en el centro de la tarta y rociamos la tarta con azúcar glas. 
  • Levantamos con mucho cuidado la silueta de la cruz y ya tenemos lista nuestra tarta de Santiago. 
Fuente: aquí 


tarta de Santiago




Esta es mi propuesta para el 3º cumpleaños del blog La cocina Typical Spanish  y vamos a celebrarlo con dulces típicos españoles, llenando nuestros blog y redes sociales. Espero que podáis disfrutar de este mes del hastag del #diadeldulceTS no os lo perdáis. Nos espera un Noviembre dulce. 



Buen provecho. 







Neapolitan Brownie Bombe

La receta de hoy esta compuesta del famoso helado napolitano, compuesto de tres capas, chocolate, fresa y vainilla, sin ...