lunes, 20 de marzo de 2017

Drip Cake de Ron con pasas
























Cada día estoy más sorprendida, no hay nada mejor que proponerte algo en esta vida, para saber hasta donde, puede llegar la dedicación, que le pongas a todo aquello que te gusta, por supuesto, también cuenta el grado de satisfacción, con el resultado obtenido.
Pues bien, aquí me tenéis superando un desafío que si por mi fuera, creo que nunca me hubiese atrevido hacer este tipo de tarta. Pero me ha encantado, es más, estoy pensando en la próxima que haga, ya he visto unas cuantas, que me han fascinado.
Se trata del Drip Cake, una tarta o pastel que va cubierto con una ganache chorreando o goteando, estas gotas no se dejan caer hasta abajo del pastel y la decoración con lo que tengamos por casa, frutas, galletas incluso las podemos decorar con flores, yo me he decidido por hacer una decoración con caramelo, almendras crocanti, manzanas y unos corazoncillos, pero eso como más os guste. Este estilo de decoración de pasteles, fue impulsado en el 2015 por Katherine Sabbath.
Este nuevo Desafío en la Cocina esta propuesto por La cocina de Camilni , nos ha venido muy bien por que coincide con el día del Padre y la llegada de la Primavera. 


INGREDIENTES: 

Para el bizcocho:
250 gr + 1 cda de harina 
250 gr de azúcar moreno
200 gr de mantequilla sin sal
3 huevos L 
80 gr de pasas
120 ml de ron añejo
2 cdtas de levadura tipo Royal 
1 pizca de sal 

Butercream: 
350 gr de mantequilla sin sal 
350 gr azúcar glass
1 cda ron añejo
1 cda de extracto de vainilla
colorante en pasta 

Almíbar para humedecer el bizcocho:
50 gr de azúcar
50 gr de agua 
1/2 cda de extracto de vainilla

Ganache de chocolate:
80 gr de chocolate negro
40 ml de nata
20 gr de mantequilla sin sal 




ELABORACIÓN PASO A PASO: 







  • En un bol añadimos el ron junto con las pasas, tapamos con film y las dejamos macerar toda la noche.
  • Transcurrido el tiempo las pasamos a un colador, escurrimos bien y reservamos el ron para más tarde, y a las pasas le añadimos, la cucharada de harina y removemos, esto evitará que las pasas, se vayan al fondo del bizcocho.




  • Precalentar el horno a 180º C .
  • Poner la mantequilla en el bol de la batidora, añadimos el azúcar moreno y la pizca de sal, batir a velocidad alta durante cinco minutos, hasta conseguir una mezcla cremosa, es muy importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente, de esta manera todo se integrará mejor.
  • Pasado los cinco minutos, añadimos el primer huevo, batir hasta que este bien integrado, vamos incorporando uno a uno los demás huevos, cuando ya estén bien integrados, sobre un colador, añadimos la harina junto con la levadura, tamizamos con unos golpecitos  y ya tenemos tamizada nuestra harina. 
  • Batimos a velocidad baja, (para evitar que luego se nos apelmace el bizcocho) cuando este toda la harina integrada, añadimos el ron donde habíamos macerado las pasas, batimos unos minutos más.
  • Retiramos las varillas eléctricas y añadimos las pasas que teníamos reservadas. Ya tenemos lista nuestra mezcla. 



  • Vamos a preparar nuestros moldes. Yo he utilizado los tres moldes desmontables de Wilton de 15 cm/ 6" son un maravilla. 
  • Engrasar con mantequilla. Repartimos la mezcla en cada uno de ellos y nos ayudaremos con una cuchara para helados, para repartir la masa por igual, una vez listo los extendemos para igualar un poquito la superficie 
  • Los llevamos al horno precalentado a 180º C durante 30 minutos.
  • Recién salidos del horno dejamos reposar en los moldes 15 minutos, pasado este tiempo los desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríen por completo y evitar que creen humedad en la base.
  • Cuando estén totalmente fríos los nivelamos con la ayuda de un cuchillo, de esta manera nos aseguramos que la tarta quede totalmente recta. Y las tapas nos las tiréis podéis utilizarlas para el desayuno, que están muy ricas.




  • Vamos a preparar nuestra Butercream: 
  • Batimos la mantequilla a velocidad alta, durante 5 minutos hasta que se ponga blanquita y cremosa.
  • Después sobre un colador tamizamos el azúcar glass, primero batimos a velocidad baja, para evitar que se nos llene toda la cocina del polvo del azúcar glass, cuando se haya integrado un poco, batir a velocidad alta durante 5 minutos, transcurrido este tiempo, añadimos el extracto de vainilla y ron, batimos unos minutos más.
  • Ahora, es el momento de darle el color deseado, que hemos elegido, para nuestra tarta, yo en este caso, me he decidido por un verde muy clarito.
  • Con la ayuda de un palillo manchamos nuestra butercream, si manchamos más, nos quedara más oscuro, eso lo dejo a vuestra elección, batimos unos minutos, hasta que este todo integrado.
  • Preparamos nuestro almíbar y lo dejamos reposar unos minutos hasta que se enfríe.




  • Para preparar mejor nuestro montaje de la tarta, necesitaremos un plato giratorio, a este le colocaremos una base de cartón de unos 20 cm, ( en mi caso uno de color dorado) sellaremos con un poco de butercream sobre el plato giratorio y por encima, para sellar también el bizcocho, de esta manera, no se nos desplazara y podremos trabajar mejor, el montaje de la tarta.
  • Humedecemos con almíbar el primer bizcocho, de esta manera se nos quedara más jugoso el bizcocho por más tiempo, hecho esto ponemos el relleno del primer bizcocho, ponemos el siguiente bizcocho y repetimos el proceso de antes, almibaremos y rellenamos con la butercream, finalizamos el montaje poniendo el ultimo bizcocho boca abajo.
  • Luego, cubrimos toda la tarta con una fina capa de butercream, esta capa se llama recoge migas y como su nombre indica, lo que hace es sellar todo el bizcocho, para que no se desmigue cuando pongamos la cobertura final, no hace falta que quede perfecta, solo necesitamos que la tarta quede bien cubierta, para evitar que salgan las migas a la superficie, una vez terminemos, la llevamos a la nevera durante 20 minutos, para que endurezca esta capa. 
  • Mientras está en la nevera preparamos la ganache de chocolate. 
  • Pasamos el chocolate en trocitos a un bol junto con la nata y lo llevamos al microondas durante un minuto para calentar, sacamos y remover con las varillas, hasta que el chocolate y la nata se integren, cuando este la mezcla fluida agregamos la mantequilla a temperatura ambiente, removemos hasta que la ganache este a temperatura ambiente. 
  • Sacamos la tarta de la nevera y le ponemos la cobertura definitiva, ponemos la crema la parte superior y luego por las paredes, cubrimos con la crema todas las paredes para luego pasar la espátula alisadora y quitar el exceso, si os queda algún hueco, ponemos más crema y seguimos alisando. así poco a poco nos quedara toda la tarta bien cubierta. 
  • Pasamos la ganache de chocolate a una manga pastelera y vamos poniendo en el borde de la tarta para controlar los chorritos que caen por las paredes y cuando terminemos rellenamos toda la parte superior con toda la ganache. 
  • No dejéis que se enfrié demasiado el ganache, por que se queda muy espeso, es lo que me paso a mi, quise controlar los chorritos para que no bajasen demasiado por las paredes de la tarta, pero bueno para ser la primera vez, estoy satisfecha con el resultado.






Espero que os guste y la disfrutéis. 

No os perdáis el Desafío en la Cocina de este mes, estoy deseando ver lo que han preparado mis compis, seguro que queda una entra de lo más bonita. 
Buen provecho 



Neapolitan Brownie Bombe

La receta de hoy esta compuesta del famoso helado napolitano, compuesto de tres capas, chocolate, fresa y vainilla, sin ...